Tu opinión

AIAF-2014: un claro impulso para la Agricultura Familiar

AIAF-2014. Atrás quedaba la intensa campaña de varios años coordinada por el Foro Rural Mundial y apoyada por más de 360 organizaciones en todo el mundo: federaciones agrarias, ONGs y centros de investigación, entre otros. Un objetivo común al que se sumó el gobierno de Filipinas, que presentó un proyecto de resolución para la declaración del AIAF ante las Naciones Unidas y que copatrocinaron un total de cuarenta países, entre ellos Argentina, Brasil, Sierra Leona, Cuba, España, Colombia, Togo, Níger, Tanzania, Australia, Guinea, Thailandia, India y Suiza.


Finalmente la declaración fue asumida por unanimidad en la Asamblea General de la ONU. Una gran noticia, un merecido reconocimiento a la labor silenciosa de tantos hombres y mujeres agricultores familiares, campesinos, comunidades indígenas, pescadores artesanales y pastores, cuyo trabajo y potencial ha sido tantas veces olvidado y subestimado.


Pero el AIAF-2014 solo comenzó con su declaración y todo estaba por hacer. Desde entonces, la sociedad civil ha seguido trabajando para organizarse y sumar nuevas voluntades a favor de los derechos de aquellos quienes practican la agricultura familiar; de igual manera, muchos gobiernos y organismos internacionales se han sumado a las labores de preparación del AIAF-2014 en diálogo con las organizaciones agrarias. No en vano, en numerosos países del mundo ya se han establecido las bases de un diálogo entre sociedad civil, gobiernos y organismos internacionales para avanzar en el principal objetivo de este año internacional: políticas públicas que respalden la actividad de los agricultores familiares.


Todo ese trabajo se ha intensificado a lo largo de este año 2014, en el que se han podido observar los frutos de esta intensa campaña global coordinada por el Foro Rural Mundial.

Los Comités Nacionales del AIAF-2014
El Foro Rural Mundial ha promovido la creación de comités nacionales liderados por organizaciones de mujeres y hombres agricultores, pescadores, pastores y comunidades indígenas. Estas plataformas también han contado con el apoyo y la participación de otros sectores rurales y sociales, así como de instituciones públicas y organismos internacionales. Efectivamente, han incorporado en su seno al mayor número posible de organizaciones agrarias y representantes de la Sociedad Civil porque, junto con los gobiernos y los organismos internacionales, conforman los tres pilares requeridos para la creación de un comité nacional oficial, o al menos de un diálogo oficial para conseguir mejores políticas agrarias.
El resultado de las actividades desarrolladas por los Comités Nacionales del AIAF-2014 ha sido extremadamente positivo.

Más de 600 entidades diferentes se han sumado a los más de 60 comités nacionales generados en cinco continentes.


A la hora de escribir estas líneas, más de 600 entidades diferentes (ONG, organizaciones agrarias, ministerios, organizaciones internacionales y centros de investigación) se han sumado a los más de 60 comités nacionales generados en cinco continentes. A pesar de la variedad de su composición, tamaño o nivel de progreso, todos los comités nacionales defienden la misma visión: conseguir que los agricultores familiares puedan seguir desempeñando su rol de alimentar a las poblaciones, a pesar de las diferentes realidades existentes en cada país.


Todas estas plataformas han realizado un gran esfuerzo en términos de organización, consulta, reflexión y negociación, que han llevado a definir metas nacionales para el AIAF-2014, así como el establecimiento de planes de trabajo y de actividades específicas. A la hora de escribir estas líneas se habían registrado más de 300 actividades en el campo de la promoción, el impacto político y la sensibilización.


La secretaría del Foro Rural Mundial ha trabajado para coordinar y dotar de coherencia global a dichas actividades, para lo que ha contado con el inestimable sostén del Fondo Internacional de Desarrollo Agrario, la Coalición Internacional de la Tierra y Agriterra, así como del Gobierno Vasco, que ha brindado su apoyo al AIAF-2014 desde las áreas de Acción Exterior, Emakunde y Cooperación.


Por citar algunos logros que han contado con la participación de los Comités Nacionales del AIAF-2014, el gobierno de Paraguay ha activado una ley de compras públicas de la Agricultura Familiar, mientras que en Colombia se ha puesto en marcha por primera vez en la historia un programa específico de impulso a la Agricultura Familiar. En países como Nepal y Burkina Faso, entre otros, han aumentado notablemente los presupuestos destinados a apoyar la labor de los hombres y mujeres agricultores familiares.


Estos ejemplos no son sino la cabeza del iceberg del dinamismo generado en el AIAF-2014. Políticas concretas emergieron durante 2014, avanzando un futuro mucho más alentador para la Agricultura Familiar en muchos países del planeta. Gracias a esta energía, la imagen global de la Agricultura Familiar se ha actualizado notablemente, lo que ha servido a su vez para atraer la atención de los gobiernos y de la sociedad.


Sin embargo, resta mucho por hacer en aras del reconocimiento del rol imprescindible que juegan las mujeres y de los hombres que se dedican a la agricultura familiar. Es necesario seguir adelante con acciones de sensibilización y de incidencia política, para evitar así los paradigmas aún vigentes que tanto perjudican a la agricultura familiar.

Foro Rural Mundial.
Para más información sobre el AIAF-2014, pueden consultar la página www.familyfarmingcampaign.net

Octubre 2019
L M X J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Boletín