| Noticias

Una solución transnacional para luchar contra el declive de la anguila

La anguila europea, una especie con larga tradición de pesca y consumo en Europa, se encuentra en peligro crítico de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Aunque en 2007 la UE estableció una regulación requiriendo que los estados miembros elaborasen Planes de Gestión de Anguila, más de una década después la especie no ha mostrado signos de recuperación. La falta de datos y la variabilidad de los métodos de evaluación han limitado el alcance y la eficacia del seguimiento de una especie que, aunque constituye un único stock se evalúa y gestiona como unidades separadas. Por este motivo, encontrar nuevas herramientas que contribuyan a mejorar su conservación a nivel internacional se ha convertido en una necesidad inmediata.

La anguila europea se encuentra fuera de los límites biológicos de seguridad

En este contexto, el centro tecnológico AZTI, miembro de la alianza BRTA, ha coordinado el proyecto europeo SUDOANG, financiado por el programa Interreg Sudoe de la Unión Europea, con el objetivo de proporcionar a los responsables en la gestión y evaluación de la anguila europea en España, Francia y Portugal las herramientas necesarias para tomar las decisiones adecuadas en base a datos científicos.

“La anguila europea se encuentra fuera de los límites biológicos de seguridad y no muestra signos de recuperación a pesar de las medidas que se han ido tomado durante los últimos años”, explica Estíbaliz Díaz, experta en gestión pesquera sostenible de AZTI. “Los datos que hemos obtenido muestran claramente que se mantiene la tendencia negativa de la población tanto a nivel de reclutamiento de anguila como de biomasa de anguila reproductora” se lamenta la experta de AZTI.

Con el objetivo de buscar soluciones a una población transnacional, los y las especialistas del proyecto SUDOANG, que arrancó en marzo de 2018 y que acaba de concluir, han desarrollado dos productos para la gestión y conservación de la especie en el área SUDOE: una herramienta online para visualizar fácilmente la información física y biológica de la anguila (VISUANG) y una plataforma de gobernanza (GOBERNANG), un instrumento participativo para fomentar la colaboración entre las partes interesadas en la gestión sostenible de la anguila.

Una metodología transnacional

VISUANG está disponible en la web del proyecto para que quienes estén relacionados con la gestión de la anguila europea puedan visualizar fácilmente los indicadores sobre el estado de la especie y su hábitat.Para poder calcular los indicadores de estado de la anguila, se han recopilado datos de casi 49.000 muestreos en más de 23.000 puntos en los ríos de España, Francia y Portugal. Además, se ha recopilado información sobre 100.000 obstáculos que dificultan la migración de la anguila en estos países. Esta información se ha completado con muestreos usando protocolos comunes en 10 cuencas hidrográficas piloto ubicadas en el Mediterráneo y el Atlántico y que representan diversos ecosistemas del área SUDOE.

 “Todos los indicadores se han obtenido utilizando modelos y metodologías consensuadas; siendo así totalmente comparables. De esta manera, ofrecemos la mejor información posible a los actores relacionados con anguila, para que tomen las decisiones basadas en una mayor evidencia científica. En el proyecto hemos seguido una política de open data, por lo que las metodologías y resultados están disponibles en la web del proyecto. De esta manera, SUDOANG se podrá extender a otras zonas europeas; de hecho, algunos colegas ya nos han mostrado su interés en hacerlo” afirma Díaz.

Fomentar la colaboración y el diálogo

Por otro lado, la plataforma GOBERNANG se ha construido para facilitar la gobernanza de la anguila en el área SUDOE, fomentando el diálogo entre las partes interesadas para contribuir a la gestión concertada y efectiva de la especie.

“Históricamente la gestión de la anguila se ha realizado a nivel nacional y regional como si se tratara de poblaciones aisladas. La falta de diálogo, coordinación y estrategias conjuntas de los agentes implicados en la conservación de la anguila, tanto entre los diferentes niveles (local/regional/nacional) como (científico/gestor/pesquero/ONG), ha hecho que las medidas no se tomasen de manera coordinada. Mediante GOBERNANG, queremos fomentar la participación colaborativa, promover las buenas prácticas y facilitar una gestión corresponsable y sostenible en la zona SUDOE” concluye la investigadora.

Coordinado por AZTI, el proyecto SUDOANG ha sido impulsado por un grupo especialistas en anguila de España, Francia y Portugal. Además, se ha implicado a otros agentes con responsabilidad en la conservación, gestión y recuperación de la anguila: gestores, fuerzas de control del comercio y pesca ilegal, ONGs medioambientales o asociaciones de pescadores.

Los resultados de SUDOANG permitirán mejorar el consejo científico necesario para conseguir la conservación de la especie.

Suscripción a Sustrai

Introduce tu correo electrónico y te enviaremos el boletín mensual de la revista Sustrai con las novedades más destacadas
Please wait